22
abr
09

Saborizantes artificiales una trampa mortal

No hay cultura que en el pasado no utilizara huesos para el caldo, para elaborar deliciosas sopas y salsas que aparte de dar buen sabor es nutritivo, pues tiene minerales, vitaminas liposolubles (D y A) y gelatina que ayuda a digerir la comida adecuadamente y que es útil en muchos desordenes digestivos. Infortunadamente se ha estigmatizado su uso en beneficio de los saborizantes artificiales desconociendo el beneficio del primero y la toxicidad del segundo.

A finales de los 50 la industria alimentaria descubrió cómo crear desde el laboratorio sabores similares a la carne usando proteínas baratas, fue cuando los químicos vieron que la mayoría de los sabores naturales se podrían sintetizar químicamente, esto abrió la puerta para un montón de nuevos productos como pastillas para caldos, sopas deshidratas, comidas preparadas, mezclas de salsas y condimentos con sabor a carne.

La industria de las comidas rápidas se mantiene gracias a estos saborizantes que lo único que hacen es engañar el paladar haciéndole creer que lo que nutre es lo que tiene buen sabor sin decirnos que las salsas de la comida procesada son básicamente glutamato monosódico, espesantes, emulsionantes, colorantes y agua.

La llamada sopa casera de la mayoría de los restaurantes se hace normalmente añadiendo agua a una base de sopa y adicionando otros ingredientes como verduras en trozos. Incluso la salsa de los mariscos se elabora igual, pues aún un poco de tomate o de cebolla resulta costoso para la industria, por tanto tan solo utilizan sabores artificiales.

La mayoría de las comidas vegetarianas: “hamburguesas vegetales”, “salchichas vegetales”, alimentos derivados de la soja (para opacar el terrible sabor de éste fríjol), “especias” o “sabores naturales” contienen grandes cantidades de glutamato monosódico además de otras sustancias.

Infortunadamente el glutamato monosódico tiene un efecto muy diferente en el organismo al ácido glutámico natural de las comidas y produce daño especialmente a nivel de sistema nervioso porque éste pasa directamente de la boca al cerebro y evade la barrera hematoencefálica; esto lo sabe la industria después del experimento en 1957 con unos gatos a quienes se les suministró este saborizante y se volvieron ciegos y obesos.

En 1969 encontraron lesiones en el hipotálamo y estudios posteriores apuntaron en una misma dirección, el glutamato monosódico es una sustancia neurotóxica que causa una amplia gama de reacciones: incremento de casos de alzheimer, tumor cerebral, esclerosis múltiple, alteraciones de la conducta, comportamiento violento, hiperactividad, autismo, diabetes, obesidad etc. Hay cientos de estudios que muestran este grado de toxicidad, pero a pesar de esto se sigue distribuyendo bajo la complicidad del organismo máximo de control de alimentos (FDA) quien se ha hecho la de la vista gorda frente a tal atrocidad, pues en el mundo se usan toneladas anuales de este tóxico.

El glutamanto monosódico es adictivo, es como la nicotina de las comidas, logrando el objetivo de la industria de aumentar el consumo de comestibles y por ende aumentar sus ventas.

El glutamanto monosódico está en la salsa de soya; en el maggi; caldo rico que dicen ser vegetales, pero realmente es un hidrolizado de proteína vegetal que es el mismo glutamanto; en el pan; en la leche descremada, en la leche en polvo; en la leche de soya; en la salsa de tomate; en la salsas para carne; en las galletas y en infinidad de “alimentos” procesados.

Comer es uno de los grandes placeres de la vida, pero ¿cómo se paga el precio de este placer que por naturaleza surgió de la necesidad de vitalizar nuestro organismo de nutrientes de calidad?


About these ads

3 Responses to “Saborizantes artificiales una trampa mortal”


  1. 25 abril 2009 en 4:46 PM

    Excelente y revelador articulo, como en muchas otras cosas, los gobiernos y entidades reguladoras, cumplen su funcion a medias o en absoluto, lo que por ende nos perjudica a todos.


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: